• That Wander Chic

Viaje, el seductor.


Mi mamá me pidió que no esté de trotamundos que me enfoque en lo que quiero hacer. Y tiene toda la razón, a pesar de que me encanta no tener un plan fijo para el día siguiente, y tener la incertidumbre total de qué pasará en una semana, mi mente analítica y académica, y mis ganas de comerme el mundo más allá de fotos y recuerdos, me incitan a hacer más. A darme el tiempo de escribir lo que vivo, a darme el tiempo de leer artículos académicos para poder tener herramientas para platicarles de esta experiencia más allá del itinerario y más allegado a lo teórico. Y, sobre todo, sigo con la ambición académica de un posgrado, de disfrutar los viajes por conocer y ampliar mi conocimiento cultural y no por perderme en ellos.

He conocido a trotamundos y veo que es una vida deliciosa, sin rutas fijas, sin expectativas y sin ganas de regresar a casa. Pero también me he dado cuenta de la otra cara de la moneda. Recorrer el mundo sin metas fijas te absorbe tanto que difícilmente procesas lo que absorbes. Todo el tiempo estas estimulado, por el paisaje, por la gente, por la cultura, por la otredad. Y me encuentro ante la disyuntiva de que viajar te hace conocerte más, pero también te pierde.

Entonces ese cliché de que viajando te encuentras viene siendo más bien la noción romántica del viajero, de esas que hacen que uno se auto adscriba como Wanderder en vez de turista. Que uno se ponga la camisa de explorador y sienta que con las fotos de Instagram viajando lo hacen ver interesante y misterioso, por todo lo que uno vive cuando viaja.

Creo que viajar te abre el horizonte, te rompe la caja para no tener límites. Te libera. Y ahí está el detalle. Viajar te pierde en esos horizontes para conocer tus propios límites. Te invita a decir: hoy me quiero quedar en el cuarto con aire acondicionado porque llevo 6 semanas sin parar, hoy quiero darme un masaje porque no aguanto la mochila una tarde más, hoy quiero levantarme a las seis para irme a correr, hoy no quiero comer otra vez arroz, no aguanto más al compañero de cuarto en el hostal, hoy no quiero ser social y quiero perderme sola, hoy voy a darme el lujo de quedarme en un hotel para tener mi cuarto propio con tina.

Te invita a confiar en tu intuición y aceptar irte a tomar unas cervezas con dos desconocidos en un rooftop, a seguir a los que hablan tu idioma hasta un mercado, a aceptar un masaje acuático, o a cantar en un karaokee en Tokio.

Te invita a ser fuerte. A tomar decisiones rápidas. Viajar con la mochila de 15 kilos, levantar el costal de rocas, caminar en la jungla con la rodilla inflamada, sudar lo que nunca antes habías sudado, no bañarte por 6 días, cuidar de removerte a las sanguijuelas cada dos minutos, correr de las avispas. Y a sonreírle a un atardecer, a un extraño, a comunicarte con señas, a reírte un poco más, intercambiar experiencias y datos, a agradecer un abrazo de un viejo italiano, a disfrutar de los mismos gustos y la música, a lidiar con la cruda para seguir turisteando y conociendo.

Te invita a darte cuenta de la resistencia que pusiste antes, de dejarte llevar por la brisa, el ritmo y el olor. Te invita a escuchar a tu cuerpo pedirte ya no comer más sándwiches de 7Eleven o Banh Mi. De saciar tus ganas de bailar toda la noche, o de disfrutar una plática con alguien de una cultura completamente distinta a la tuya, y a quien probablemente no volverás a ver.

Viajar me está invitando a todo eso y más, me está invitando a quedarme, no en el viaje y perderme, sino a hacer del viaje algo más, a buscar un futuro en la experiencia, a no quedarme de trotamundos sino realmente encontrar donde puedo echar raíces y hacer de mi futuro mi vida… No quiero ser una trotamundos cualquiera, quiero recorrer con metas y ambiciones, con ideales y con agradecimiento; aunque no sepa cuando vuelva a casa.

Siento que una segunda parte del viaje está acabando. Y ahora toca una nueva.

Arigato Japón.

Accun Camboya.

Kap Kun Kaa Tailandia.

#personal #EnEspañol #reflectabit #TheWanderCliché #ThatWanderChic

24 vistas

Hola!

I'm passionate about sharing and connecting with adventures, stories, tourism experiences that allow us to reflect on our place in the world and the way we travel.

 

I want to expand this platform, don't hesitate to email me. I love to hear from other wanderers!

 

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

This blog is a collaboration of:

IMPETU HUB Travel
Where Anthropology meets Tourism

© 2016 Bitácora Travel Log. Colaboraciones ÍmpetuHUB