• Elizabeth Heyns

Reflexiones sobre el uno y el otro: más allá de la psicología


En la relación terapéutica uno (el terapeuta) establece una relación con el otro (el paciente) que tiene unas características muy similares a las que se describen en el artículo de Ana Lara “Theories of the Other I: Introduction to Orientalism”. El turismo se ha vuelto muy complejo en los últimos años. Si antes sencillamente era comprendido como el hecho de viajar y conocer, como lo definen los diccionarios, ahora incluye el hecho de incorporar a la conciencia nuevas experiencias de muchos tipos. Experiencias derivadas no solamente de la contemplación de lo que uno descubre al viajar, sino de las experiencias cada vez más “profundas”, “verdaderas” o “auténticas” de lo que uno va conociendo. De allí que el turista deje de ser un mero espectador y se convierta en actor en todo el sentido de la palabra. Ya no solamente interesa la experiencia del turista, sino la experiencia de las personas a las que se visita.

A partir de las experiencias de colonizadores y misioneros se ha venido desarrollando modernamente un tipo de viaje, generalmente en lugares del “Tercer Mundo”, en que el turista ofrece una colaboración voluntaria a los pueblos que visita (léase en este mismo blog el artículo de Paula Adamek “To volunteer or not to volunteer? Who has the answers?”). En esta clase de turismo ya no solamente el turista se concreta a admirar los paisajes y las manifestaciones culturales más notables del pueblo que visita, sino que asume una afectación sobre las personas a las que visita y, a la vez, se deja afectar por ellas. Hoy en día hay turismo colaborativo (que ya integra la noción de una relación más recíproca entre el trabajo voluntario y la comunidad que recibe este servicio), y otro tipo de turismo en el que lo que se busca son experiencias profundas, verdaderas y auténticas que ofrecen las personas y los lugares mediante un intercambio entre ambos, que afecta a ambos de diferente manera y que causa necesariamente cambios en ambos.

Esto es precisamente lo que ocurre en la terapia. El paciente (uno) y el terapeuta (el Otro) establecen una relación en que ambos van afectando al otro, modificando su “esencia” anterior. De allí que un terapeuta requiera de una formación sólida que le permita tener conciencia de su propia esencia para poder tener claridad y objetividad dentro de la relación y reconocer que es suyo, y que es del otro.

Hay muchas terapias distintas, pero en todas se tiene que establecer un vínculo de mayor o menor dependencia entre el terapeuta y el paciente (transferencia y contratransferencia). El terapeuta, con su sola presencia, afecta al Otro, y depende de la capacidad del terapeuta el hacer consciente a la persona sobre esto. Dentro de este proceso sucede algo sumamente importante: el paciente, a través del proceso de proyección, le atribuye al terapeuta un “papel”, deseos y sentimientos en forma de carga emocional que está en él y que requiere exteriorizar, ver fuera de sí mismo, frente a sí mismo para poder tener conciencia de ella. Esto es la transferencia. Lo interesante en este caso es que el terapeuta solamente puede reaccionar a la proyección del paciente, si él mismo también resuena con la transferencia del paciente. Esto es la contratransferencia. De allí que los terapeutas tengan un tipo de especialidad (neurosis obsesiva, paranoia, egocentrismo, etc.), y que haya terapias que funcionen y otras no. No hay buenos o malos terapeutas, buenos o malos pacientes; solamente hay buenas o malas relaciones terapéuticas. La formación de un terapeuta, que necesariamente conlleva su propia terapia, le permite descubrir sus “puntos negros”, sus desventajas u obstáculos para su propia realización. Conociendo éstos, puede conocer a los de sus pacientes, y ayudarlos, como se ayudó a sí mismo, a manejarlos de la mejor manera posible para lograr la plenitud del otro.

Figura realizada por el autor.

Esta interrelación aumenta el conocimiento de uno y otro y es esto justamente lo que tiene en común con el turismo.

El turista llega con su propio bagaje personal, así como con mucha información directa o indirecta del que visita o lo que visita. Llega con información, con fantasías y con expectativas de lo que conocerá, espera encontrar el estereotipo descrito por turistas anteriores. Y el visitado también tiene información, por un lado su propio bagaje personal, así como una “historia previa de visitantes” que lo predisponen a ofrecer saciar las fantasías del turista sobre sí mismo y sus expectativas. La pregunta de ahora es, ¿en qué medida quiere hacer realidad esas fantasías? ¿Quiere seguir siendo objeto del turismo, o ha de buscar su propio autoconocimiento, alimentado por años y años de turismo tradicional, lo lleva a querer dejarse conocer de otra manera? Justamente la interrelación entre turista y visitado ha evolucionado y cuando se hace turismo también el visitado es afectado por el turista. Ahora, con los medios de comunicación de que dispone todo el mundo, el visitado ya también quiere dejar atrás su estereotipo y vivir e interactuar con el turista de otra manera. Muchos de los grupos indígenas que eran visitados con la imagen romántica de pueblos de cultura tradicional, que vivían sin agua ni luz, tienen los servicios básicos y tienen educación y conocimiento del mundo en que viven y del mundo del que vienen los turistas. También ellos evolucionan y desean presentar su realidad de una manera más sincera y conocer más del turista que lo viene a buscar; aprovechar las ventajas del mundo moderno como la energía solar, los servicios educativos, sociales y médicos del mundo contemporáneo.

Estas experiencias entre el turista y el terapeuta necesariamente replantean los objetivos y desarrollo del turismo y su adecuada planeación para ofrecer tanto a uno como al otro un acercamiento más enriquecedor del que se beneficien ambos.

#Collaborations #psychology #Otherness #orientalism #theOther

26 vistas

Hola!

I'm passionate about sharing and connecting with adventures, stories, tourism experiences that allow us to reflect on our place in the world and the way we travel.

 

I want to expand this platform, don't hesitate to email me. I love to hear from other wanderers!

 

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

This blog is a collaboration of:

IMPETU HUB Travel
Where Anthropology meets Tourism

© 2016 Bitácora Travel Log. Colaboraciones ÍmpetuHUB